Menú

Por aquí pasó Erik el Belga.

La noche del 11 de septiembre de 1979, el conocido ladrón de piezas de arte Eril el Belga perpetró un robo en la iglesia-monasteio de San Pedro de Siresa. Se sustrajeron las tablas de la pedrela del altar de

Esta importante banda internacional de ladrones de obras de arte fue desarticulado en 1982 en Sitges, con la detención de René Alphonse van den Bergue, de 42 años, alias Erik el Belga. En el momento de la detención se le ocupó una bolsa con útiles para el robo. Junto a él se encontraba otro ciudadano belga, identificado como Gentil Alphonse Pennerwarert, de 28 años, perteneciente también a la banda, y que fue detenido igualmente. Colaboraban con ellos un anticuario español y dos alemanos.

En los últimos dos años habían sustraído objetos por valor estimado en no menos de mil millones de pesetas. La casi totalidad del botín, depositada en España, Bélgica, Alemania Occidental y Holanda, fue localizado en aquellos países, cuyas autoridades policiales intervinieron a fin de que tales obras de arte se trasladen posteriormente a España con amplios antecedentes, y colaboraban con él un anticuario español, dos alemanes, y otro ciudadano belga.

A través de los anticuarios alemanas se pudo averiguar los lugares donde se hallaban las obras robadas. La mayor parte fueron  recuperada. Los ladrones habían distribuido el botín entre España, Bélgica, Holanda y Alemania Occidental. Para sacar los objetos de España utilizaban camiones, como si se tratara de mercancías normales, y en el extranjero los depositaban en casas de guardamuebles, donde los ingresaban como si se tratara de muebles viejos.

Para la elección de las obras de arte a robar, Erik el Belga y su banda visitaban continuamente iglesias y museos, donde interpretaban el papel de turistas clásicos y fotografiaban desde todos los ángulos los objetos que llamaban su atención, al tiempo que levantaban planos de la iglesia o museo correspondiente y estudiaban a fondo las posibilidades del robo. Con el fin de dar mayor verosimilitud a su papel de turista, Erik el Belga solía acompañarse en estas visitas de una mujer, con la que al parecer convivía, y de una niña. Una primera valoración de lo robado y recuperado puede estimarse por encima de los mil millones de pesetas al precio de los mercados de anticuarios

La lista de los lugares saqueados por la banda es la siguiente: monasterio de San Pedro de Siresa (Huesca), 11 de septiembre de 1979; santuario de San Miguel de Aralar (Navarra), 26 de octubre de 1979; catedral románica de Roda de Isabene (Huesca), 7 de diciembre de 1979; museo de la catedral de Tarragona, 9 de marzo de 1980; iglesia parroquial de Santa María del Castillo (Palencia), 7 de noviembre de 1980; iglesia parroquial de Castrogeriz (Burgos), ese mismo día; museo Víctor Balaguer, en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), 31 de enero de 1981; palacio de Carlos V, en Yuste (Cáceres), 29 de abril de 1981; colegiata de Toro (Zamora), 14 de mayo de 1981; iglesia parroquial de Reinosa de Cerrato (Palencia), 9 de septiembre de 1981; iglesia de Santamaría de Azoque, en Betanzos (La Coruña), 1 de octubre de 1981; iglesia parroquial de Tamara de Campos (Palencia).